El factor genético

El factor genético

Existe un acuerdo general entre los investigadores que la enuresis tiene un elemento hereditario claro . Entre los padres de niños con enuresis que llegaron a nuestras clínicas , se encontró que el 75 % de uno o ambos padres o hermanos se orinaban en la cama en la infancia. Cuando examinamos el segundo círculo genético ( abuelos , tíos de primer grado, sobrinos) , encontramos que más del 90 % tiene un historial de mojar la cama. No hay que concluir , sin embargo, que este factor genético indica la existencia de un problema médico. La enuresis se caracteriza por que el paciente es incapaz de reconocer la señal que se envía desde la vejiga cuando esta está llena hasta el cerebro durante el sueño. Como resultado, en lugar de contraer el músculo del esfínter , el niño relaja la vejiga y empieza a orinar . Esto puede ser corregido por el aprendizaje de medidas preventivas . De vez en cuando los padres nos preguntan : “Si hay un factor genético , ¿cómo puede ayudar el tratamiento? ” La respuesta es que no hay ninguna relación entre el factor genético y las posibilidades de que el tratamiento tenga éxito. El propósito del tratamiento es corregir el mal funcionamiento en el sistema reflejo . Algunos padres que tuvieron problemas de mojar la cama hasta la adolescencia y lo superaron sin tratamiento evitan buscar tratamiento para sus hijo con enúresis. Ellos asumen que cuando el niño llega a la adolescencia , también él va a superar la enuresis nocturna. No hay ninguna base para esta suposición , por desgracia , no hay ninguna garantía de que un niño va a dejar de mojar la cama sin ningún tratamiento . Además, incluso si los padres podían estar seguros de que el niño va a superar la enuresis en la adolescencia , no hay justificación para que el niño sufra de enuresis durante la infancia. La enuresis afecta la calidad de vida de un niño , y el tratamiento oportuno mejora su calidad de vida.

Menú